Escapismo

febrero 18, 2016 § Deja un comentario

¿Jugarías un partido de pool en el que tu oponente golpea las bolas con un taco y vos con un flota-flota? ¿Por qué entonces sorprenderse porque cada vez menos participen del juego social si se dan cuenta de que el mazo tiene cartas de más y que los dados están cargados?

El inevitable aumento de la pobreza propuesto por Marx en algún momento se empezó a hacer más concreto. Como plantea Galbraith en un reciente libro. Como se evidencia con un poquito de perspectiva. De momento es una transición pero, como se diría en un contexto de juego, What is the end game? O sea, una vez que sea casi completa esa transferencia qué es lo que sigue? ¿Un futuro distópico donde milonarios rodeados de guardaespaldas hacen ocasionales desfiles entre las masas pringosas por diversión, y donde la vida sustituta a traves de los medios reemplaza la realidad para muchos? ¿Realidad virtual para los millones de mugrientos es el final del juego?

Si esas son las opciones, ¿a quién sorprende que la gente se abra y busque otras opciones que transformen esa pérdida o le resten importancia; o que ni siquiera las busquen?

Osorio Chang, Cheng, Ching… ¡Chong!

enero 21, 2016 § Deja un comentario

Miguel Ángel Osorio Chong, mexicano de evidente ascendencia china, es el Secretario de Gobernación de Henry Monster Peña Nieto. El cargo está condenado a una casi segura gestión fallida, ya que reúne en una sola persona lo que en otros gobiernos se divide en los ya de por sí inabarcables cargos de Jefe de Gabinete de Ministros y Ministro de Transporte.

Uno de los momentos críticos de su gestión fue cuando, estando de viaje EPN y Chong en París, se escapó Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera del penal de máxima seguridad de Almoloya de Juárez. Sorprendemente y quizás por esa afición a la figura del patriarca omnipotente, México no tiene vicepresidente, por lo que el Secretario de Gobernación, además de las infinitas tareas asignadas también es responsable de suceder al presidente provisionalmente.

A la primera falla, de tener fuera del país a las dos cabezas, se suma la fuga, que si uno remonta cargos es parte de las responsabilidades de Osorio Chong. Dado que el propio Peña Nieto en su momento clasificó como imperdonable una eventual segunda fuga de Guzmán Loera, ¿no debería haberle exigido la renuncia? Y si la excusa es “quedarse hasta pasar la crisis”, ¿la recaptura no sería la oportunidad de renunciar? En lugar de eso Osorio Chong definió hace pocos días con cinismo o idiotez nuevamente de imperdonable una eventual tercera fuga de Guzmán Loera, a imitación de su jefe.

Brozo (Víctor Trujillo), un muy interesante periodista políticos mexicano con mucho más criterio y lucidez que otros que aparecen de traje y corbata, en el momento de la fuga hizo una evaluación al respecto y mencionó la frase de Chong “los momentos de crisis son para enfrentarlos, no para renunciar”:

Ahora, que uno podría argumentar (con respecto a lo de Guzmán Loera, porque en demasiados otros asuntos la crisis mexicana continúa) la pregunta de Brozo sigue vigente: ¿Que necesita pasar en este país para que alguien renuncie?

Osorio_Chong

Otra cosa más sobre Bret

enero 18, 2016 § Deja un comentario

Y faltó la última frase, que dice: “The only thing that calmed me was the satisfying sound of ice being dropped into a glass of J&B.”. Reemplacemos eso por el vicio de elección para la persona que estemos analizando.

Lo que esa frase no dice pero sí dice es: ¿qué pasa cuando no hay hielo, ni vaso ni JB? ¿cómo se calmás? ¿Ahí es cuando el Bateman (en genérico) decide invadir un país, prender fuego una casa, violar a un perro, etcétera? Yo creo que no es tan sencillo.

Primero, para algunos Batemans, la calma proviene de un acto violento sobre otro, no viene en dosis comprables, entonces, cuando la calma misma la proporciona agarrarse a trompadas, no es necesario escalar, ya estamos en el piso sin tomar el ascensor. En segundo lugar, es probable que la descarga mucho más intensa que proporciona el acto mayor, haga disminuir o incluso desaparecer el valor de la pequeña cuota de calma que aportaba el JB o su equivalente.

Queda por pensar si el mensaje implícito también es que la hipocresía original genera esa tensión (o si la tensión es un factor mayormente externo generado por la sociedad (los otros Batemans) y del cual este no es del todo responsable).

¿Donde está el equilibrio? ¿Sería mejor que caguemos en las veredas para que nuestros rituales de retención de esfínteres no impacten sobre la endeble estabilidad emocional de nuestro cerebro?

Bret Easton Ellis

enero 17, 2016 § Deja un comentario

En American Psycho Bret Easton Ellis hace narrar a su protagonista Patrick Bateman:

I had all the characteristics of a human being—flesh, blood, skin, hair—but my depersonalization was so intense, had gone so deep, that my normal ability to feel compassion had been eradicated, the victim of a slow, purposeful erasure. I was simply imitating reality, a rough resemblance of a human being, with only a dim corner of my mind functioning. Something horrible was happening and yet I couldn’t figure out why—I couldn’t put my finger on it. The only thing that calmed me was the satisfying sound of ice being dropped into a glass of J&B.

Me da la sensación de que está tomado a la ligera. Lo mismo que le sucede, según él dice, a Huey Lewis and the News:

… the masterpiece “Hip to be Square” (which, ironically, is accompanied by the band’s only bad video), the key song on Fore!, which is a rollicking ode to conformity that’s so catchy most people probably don’t even listen to the lines, but with Chris Hayes blasting guitar and the terrific keyboard playing–who cares? And it’s not just about the pleasures of conformity and the importance of trends–it’s also a personal statement about the band itself, though of what I’m not quite sure.

Con la primera de las dos citas, BEE no está planteando sólo un escenario divertido donde un yuppie mata gente (eso son las catchy lines tanto del libro como de la película), lo cual es secundario y el modo puntual de liquidar esa tensión es un detalle. Lo que está planteando es que Patrick Bateman se camufla en un mundo de Patrick Batemans (o Patrick Batemanes si se prefiere). Si el es indistinguible de sus pares, ¿por qué no pensar que sus pares tienen la misma vida interior llena de contradicciones y violencia? ¿por qué no pensar que Van Patten, uno de sus pares, también tiene un impulso asesino?

Y esto lleva a pensar, si cuando vemos al FMI condenando a un país a la miseria, o a un falso mesías popular montando una escena patética de supuesta conexión con “su pueblo” miserable para después retirarse a hacer un paseo de compras por Mónaco, un presidente de una empresa que despide a dos o a veinte mil tipos con una lógica que no resiste análisis, o un político planteando un discurso y una estrategia que va a evidentemente desembocar en un exterminio regional, deberíamos preguntarnos si no es un Bateman largando su veneno por donde sabe/puede/quiere, en lugar de buscar explicaciones más complejas.

Duhalde

enero 16, 2016 § Deja un comentario

En una conversación reciente alguien me dijo:

– A Duhalde para devaluar le pagaron 500.000 millones de dólares.

– ¿No te estarás confundiendo de número?

– No, son quinientos mil millones.

– No – Respondí, con total seguridad. No porque crea incorruptible a Duhalde o ilógica la maniobra, si no porque tengo en mente lo siguiente:

  • El PBI del país entero en 2002 es del orden de los 200.000 millones de dólares.
  • La deuda externa estaba en un volumen similar.
  • La persona más rica del mundo debía andar en el orden de los 50-70.000 millones de dólares.
  • El pago por ese “servicio” debería estar ligado a una ganancia mayor.

Entonces, una cuenta rápida nos dice que por más buen negocio que se haga, aunque supongamos un “peaje” del 25% cobrado por Duhalde, tendría que ser un negocio del orden de los 2 billones (o 2 trillones para los gringos) de dólares. Un negocio de 20 veces el tamaño de la economía del país suena improbable.

Además, es mucho más fácil la explicación de que era totalmente irreal el tipo de cambio y que la devaluación era básicamente inevitable (más allá de que el timing preciso y la forma de comunicación y otros “detalles” hicieron ganar mucha plata a algunos en particular). Y el costo de acomodar esos detalles seguro estuvo más cerca de la milésima parte de la cifra original.

Por este tipo de cosas, es que no tienen sentido los debates sin repregunta.

 

En defensa del tiempo muerto

diciembre 26, 2012 § Deja un comentario

En una sociedad sin tiempo muerto no hay más descubrimientos.

Señales #1

noviembre 29, 2012 § Deja un comentario

En una ciudad que busca una distracción, un escape, algo nuevo constantemente hay que estar atento a las señales. La señal de que algo estuvo (en el pasado) bueno y de que ahora es una mierda es clara: está lleno de hippies vendiendo pan relleno.

Si encima insisten en que es pan relleno vegetariano, u ofrecen uno que es “caprese” (jajaja), mucho peor.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando la categoría Opiniones no calificadas en Benceno el Sepulturero.