Otra cosa más sobre Bret

enero 18, 2016 § Deja un comentario

Y faltó la última frase, que dice: “The only thing that calmed me was the satisfying sound of ice being dropped into a glass of J&B.”. Reemplacemos eso por el vicio de elección para la persona que estemos analizando.

Lo que esa frase no dice pero sí dice es: ¿qué pasa cuando no hay hielo, ni vaso ni JB? ¿cómo se calmás? ¿Ahí es cuando el Bateman (en genérico) decide invadir un país, prender fuego una casa, violar a un perro, etcétera? Yo creo que no es tan sencillo.

Primero, para algunos Batemans, la calma proviene de un acto violento sobre otro, no viene en dosis comprables, entonces, cuando la calma misma la proporciona agarrarse a trompadas, no es necesario escalar, ya estamos en el piso sin tomar el ascensor. En segundo lugar, es probable que la descarga mucho más intensa que proporciona el acto mayor, haga disminuir o incluso desaparecer el valor de la pequeña cuota de calma que aportaba el JB o su equivalente.

Queda por pensar si el mensaje implícito también es que la hipocresía original genera esa tensión (o si la tensión es un factor mayormente externo generado por la sociedad (los otros Batemans) y del cual este no es del todo responsable).

¿Donde está el equilibrio? ¿Sería mejor que caguemos en las veredas para que nuestros rituales de retención de esfínteres no impacten sobre la endeble estabilidad emocional de nuestro cerebro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Otra cosa más sobre Bret en Benceno el Sepulturero.

Meta