Registro ambiental

febrero 17, 2012 § Deja un comentario

En alguna oficina de un Ministerio de Ambiente…

– ¿Y qué hacemos entonces con este tema?

– Creemos un Registro (con mayúscula). Embarremos la cancha con más normativa, preferiblemente ambigua y de tan amplio espectro que sea imposible de fiscalizar y que la inclusión práctica o no termine siendo por azar y…

– Y pedimos una cantidad ridícula de información de cada uno que se registre, un montón de papeletas legales con los que no sabemos que hacer y juntamos todo eso en expedientes eternos hasta que tengamos tanto papel que no sepamos que hacer y el impacto ambiental de nuestra operatoria sea equiparable al problema original, ¿algo más?

– Sí, organicemos plazos ridículos y horarios contradictorios, y vayamos pensando en las tarifas para los trámites “urgentes”.

– Brillante lo suyo, impecable.

– ¡Choque los cinco!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Registro ambiental en Benceno el Sepulturero.

Meta