Sólo las ganas de comer

febrero 12, 2012 § Deja un comentario

– ¿Venís a comer al mediodía entonces?

– Sí, ya le había dicho a Roberto, ¿hace falta que lleve algo?

– No, sólo las ganas de comer.

– Ah, entonces mejor no voy, tengo un par de conocidos viviendo abajo de un puente que van a hacer un aporte mucho mejor que el mío en ese sentido. De hecho, ver tu cara de estúpida me da bastante poco hambre, querida Marta.

– ¡Ay! vos siempre con tus chistes, zonzo. Te esperamos a las dos. Besos y chaucito. – (cuelga)

– Ojalá te mueras, forra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Sólo las ganas de comer en Benceno el Sepulturero.

Meta