Quejas

– Yo me quejaba de que no tenía zapatos, hasta que encontré a alguien que no tenía pies.

– Ah, mirá que bien.

– ¿No te parece una buena frase?

– No, me gustaría con un corolario: “Yo me quejaba de que no tenia zapatos, hasta que encontré a alguien que no tenía pies, y le robé los zapatos que ya no iba a usar”, ¿te gustó?

-Te odio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s