Atajos

enero 20, 2012 § Deja un comentario

“30, 20 o 10 años de trayectoria. No importa cuantos, pero resumidos en una hora y media, dos. Tres horas como mucho. Necesariamente eso genera estupefacción a quien ve la vida en cámara lenta, atrapado en el medio. ”

Eso decía el policía mientras apuntaba a la gente que pasaba allá abajo, lejos, con un arma y cerraba un ojo.

– Me extraña que lo digas vos, justamente tu profesión es de las que podés pasar de 0 a 100 en un instante. O de 100 a 0, claro.

– Mmm…, no sé, creo que hay un mito con eso. Tampoco me ando tiroteando todo el tiempo como Rambo, hay días que creo que un oficinista tiene un trabajo más peligroso que el mío.

– Sí, hasta el día que le metés a alguno 12 balas en el pecho.

– Lamentablemente ya no se puede hacer más eso. En las películas todos toman atajos. Incluso en la vida. A cambio, los que le erramos al atajo terminamos en un camino de mierda.

– ¿Camino hacia ningún lugar y yendo para atrás?

– Camino hacia el infierno, para atrás, en ojotas y pedaleando un monociclo. Así que ya fue, busquemos el atajo.

Y así fue como me embarqué en un kayak biplaza con un policía bonaerense para remontar los ríos de esta Tierra, rumbo al infinito y más allá.

Anuncios

Etiquetado:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Atajos en Benceno el Sepulturero.

Meta