La insoportable necesidad de hablar al pedo

enero 14, 2012 § Deja un comentario

-No sabés, a un primo mío le ofrecieron irse a Bangladesh, creo que Dacca es la ciudad, debe ser la capital, ¿qué onda ese lugar?

(Paréntesis) Decís o escuchás esa frase y lo sabés. Lo ves venir. La catarata de opiniones al pedo, datos incomprobables e intrascendentes, rejuntes de falsos conceptos y confusiones culturales y geográficas. Como destapar un yogur que quedó escondido en un rincón de la heladera, o abrir ese frasco de sustancias irreconocibles y extraños colores que encontraste en el fondo de una heladera: sabés que va a salpicar la mierda pero ya es tarde, inevitable. (/Paréntesis)

***

-Pará, está saliendo un olor raro de adentro, esto es todo plástico, todo plástico. Para mí que debe ser el motor.

(Paréntesis) ¿Cuál es peor? (/Paréntesis)

***

Se dice de K’ung-fu tzu: “El Maestro pescaba con líneas, pero no con red. Cuando cazaba, jamás apuntaba a un pájaro posado.”

Y esto es exactamente lo mismo.

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La insoportable necesidad de hablar al pedo en Benceno el Sepulturero.

Meta